Search for content, post, videos

¿Quieres correr más rápido? ¡Fortalece tus tobillos!

Cuando un atleta realiza cualquier movimiento, ya sea corriendo o saltando, los tobillos y los músculos circundantes se someten a una gran cantidad de estrés.

Si la musculatura del tobillo es fuerte, el atleta puede soportar una mayor fuerza antes de que se sostenga una lesión. Además de disminuir las lesiones en los tobillos, fortalecer los músculos de la parte inferior de la pierna ayudará a prevenir afecciones crónicas, como calambres en las piernas y tendinitis de Aquiles.

¿Cómo pueden  fortalecer sus tobillos?

Hay dos razones principales por las que los atletas carecen de movilidad en el tobillo. O bien la estructura de la articulación del tobillo no permite que se muevan hacia adelante y hacia atrás en su rango natural de movimiento, o los músculos de la parte posterior de la pierna están tensos y necesitan ganar más flexibilidad.

Trabajo de tejidos blandos

Realizar una liberación miofascial en los músculos de la parte inferior de la pierna con un rodillo de espuma, una varilla de rodillo y una bola de lacrosse puede mejorar la flexibilidad y la calidad del tejido de los músculos. Ejercicios de movilidad específicos para el tobillo

La combinación de técnicas de liberación miofascial con estos ejercicios ayudará a mejorar el rango de movimiento del tobillo.

Saltos laterales – 30 segundos en cada pierna

De pie sobre su pierna izquierda, salten hacia adelante y hacia atrás lateralmente sobre una línea imaginaria durante 30 segundos. Repitan el movimiento mientras se balancean sobre su pie derecho. Este es un gran ejercicio para desarrollar la estabilidad del tobillo.

Flexión de tobillos – 4 veces x 50 repeticiones

Este sencillo ejercicio previo a la carrera promueve la colocación adecuada del pie. Con los dedos de los pies apuntando hacia arriba y la flexión mínima de la rodilla, lentamente hacia adelante, aterrizando en la parte delantera de cada pie.

A-Skip

Saltar con un pie implica llevar una mano a la rodilla opuesta mientras saltan suavemente hacia adelante. Es un gran ejercicio para reducir el tiempo de contacto con el suelo y mejorar la coordinación. Realizar en ambos lados.