Search for content, post, videos

Cómo ser un corredor en un abrir y cerrar de ojos

Cuerpo y piernas fuertes, corazón sano. Han admirado a los corredores desde lejos, y ahora están realmente atraídos con la idea de unirse a sus filas y ser un corredor más. Comenzar no tiene por qué ser abrumador.

Todos los atletas comienzan en algún punto. El comienzo puede ser agradable si lo hacen paso a paso, utilizando ciertos tips para hacerlo más amigable, los cuales les ayudarán a iniciar con el pie derecho como corredor.

Hacer un plan

Encuentren un programa que tenga sentido. Comiencen más despacio de lo que deseen y estírense bien, lo último que necesitan es una lesión para dejar de lado sus esfuerzos. Escriban todos sus entrenamientos en un calendario después, anoten la distancia de cada carrera, el tiempo que tomó y cómo se sintieron.

Motivense

Todos conocen al menos un corredor, y a los corredores les encanta hablar, así que pregúntenle a ese corredor cómo comenzó y por qué sigue corriendo. Lean historias sobre el triunfo de los principiantes, como The Courage to Start de John Bingham

Pongan una meta

¿Quieres correr una carrera? Comience poco a poco con una de 5K  o de 10K. Busquen una carrera de seis a doce meses e imaginen lo emocionados que se sentirán al cruzar esa línea de meta. Regístrense con anticipación y pongan la fecha de la carrera en el calendario, marcada con un círculo rojo.

Dejen de lado el juicio

Se verán mal mientras corren, así que olvídense del sudor, el pelo desordenado, son parte del paquete. No se preocupen por las opiniones de los demás.

 Escuchen a su cuerpo

Encontrarán todo tipo de consejos contradictorios en el mundo del runner. En general, sigan sus propias indicaciones físicas, si sienten dolor extra, tómense un día libre. Si continúan sintiéndose mal, reduzcan su kilometraje. Es importante darse tiempo para descansar; alternativamente, si se sienten bien durante una carrera en particular, vayan un poco más allá con algo de trabajo de velocidad.

Encuentren el calzado adecuado

No todos los pies son iguales, y no todos los pasos son iguales. Este paso es crucial para evitar lesiones, es una inversión que vale la pena.