Search for content, post, videos

Running para niños

El running es muy recomendable para niños menores de 12 años, según diversos estudios, los jóvenes que practican actividades físicas tienen la mitad de probabilidades de convertirse en adultos sedentarios que los que tuvieron una infancia mas activa.

Sin embargo, es muy importante asegurarse que las pequeñas carreras no excedan la dosis de ejercicio que deberían.

1. ¿Los niños pueden practicar running?

Los niños pueden correr, pero no más que cualquier otra actividad física.
Es importante entender el running cómo un entrenamiento o juego, lo más importante es determinar la duración e intensidad del esfuerzo.

Tenemos que entender la diferencia entre entrenar para practicar un deporte y hacer actividades físicas.
La actividad física puede ser añadida a la rutina del niño desde el momento en que puede realizarla.
El deporte se define como el entrenamiento permanente enfocado a la competencia y no debe confundirse con la actividad física, que es la práctica de ejercicios sin buscar la competencia.

2. ¿A partir de que edad puede entrenar para un deporte?

Los niños menores de cinco años no deben hacer ningún tipo de entrenamiento para un deporte, incluyendo el running.
Los entrenamientos desde los cinco a los diez años tienen que ser muy cortos, pueden correr 1 km. como máximo y a ritmo muy lento. Además no deberían ser obligados a realizar competiciones de velocidad, sino que tienen que entenderlo como juegos y de distancias cortas entre 50 y 100 metros.
A partir de los diez años se puede iniciar un entrenamiento de running, no olvides que tiene que ser ligero y de duración corta determinada por el nivel de fatiga del adolescente. Además la mayoría de los deportes de equipo que habrán estado practicando incluyen dentro de su preparación la carrera continua en los entrenamientos.
Sólo desde los 16 años se puede realizar carreras largas de más de 5 kms. y siempre y cuando el adolescente esté habituado y entrenado.

4. ¿Cuáles son los riesgos de que un niño practique running?

Es importante entender que los niños y adolescentes se cansan más fácilmente, ya que las reservas de glucosa son bajas.
La fuerza muscular, es también mucho menor en comparación con un adulto, si el entrenamiento está mal diseñado y el estímulo es exagerado, el niño puede desarrollar lesiones con mayor facilidad y dolores musculares que serán más intensos.

5. ¿Cuándo no debería de correr un niño?

El running no está indicado para niños que tienen problemas del corazón, en casos de niños con asma o bronquitis tampoco son recomendables porque pueden empeorar con el esfuerzo de la carrera.

6. Beneficios del running en niño

Acondicionamiento cardiovascular: Correr mejora el ritmo cardíaco y respiratorio, ayudando a bombear la sangre a través de todo el cuerpo.
Fortalecimiento de los huesos: Sí, el running para los niños, cuando se hace moderadamente, puede traer ventajas a la formación y fuerza ósea.
Mejora del control de la glucosa: En el ejercicio, el cuerpo calcula mejor las proporciones de las sustancias que libera y entre estas se incluye los niveles de glucosa.
Mantenimiento del Peso corporal: Si tu hijo hace actividades físicas que gasten suficiente energía, por lo general, se puede estar menos preocupado por algún pequeño exceso en la alimentación. Como resultado, el peso corporal de estos pequeños es más adecuado para sus grupos de edad.
Aumento de la fuerza muscular
Mejora de agilidad, equilibrio y coordinación: El ejercicio regular, como la carrera para los niños, puede estimular el desarrollo cognitivo.
Mejora la gestión de las emociones: El gasto de energía que se consigue con el running, contribuye a una mejor gestión de las emociones tales como la ira o las rabietas.
Los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad pueden mejorar por la práctica de ejercicios, ya que tienden a mantenerse ocupados y absorbidos por el ejercicio.

 

Otros beneficios de la carrera en los niños:
Aumento de la flexibilidad y la fuerza.
Aumento del apetito.
Mejora el estado de ánimo.
Aumento de la concentración y por lo tanto el rendimiento escolar.
Por otra parte, correr dos o tres veces por semana desde la infancia puede reducir en un 20% el riesgo de desarrollar enfermedades corazón, obesidad, diabetes e hipertensión cuando somos mayores.

8. ¿Cuál es la rutina de ejercicios adecuada en running para niños de más de 13 años?

Los adolescentes mayores de 13 años pueden entrenar hasta tres veces a la semana, 30-45 minutos. Nunca todos los días. La velocidad debe ser baja y no sobrepasar los 7-9 km/h.
Además, tanto para su salud como para conseguir el hábito, es importante asociar siempre la práctica con estiramientos y ejercicios de fortalecimiento de los músculos de las extremidades inferiores y la zona lumbar.
Los entrenamientos nunca deben exceder los cinco kilómetros, para evitar lesiones o malformaciones en la pisada se deben realizar en superficies con menor impacto como tierra, hierba y evitar asfalto y aceras.

9. Consejos de un entrenamiento de running para niños

  •  No dar prioridad a la competencia
    Hay muchos concursos y carreras para niños, que pueden ser excelentes para mantener al pequeño motivado. Sin embargo, cuando el deporte sólo se convierte en una carrera por las medallas y premios, pierde su meta lúdica y educativa. Lo importante es asegurarse de que tus hijos aprendan el gusto por la práctica de deportes y mantenerse activo durante toda su vida. Para ello, es esencial que la actividad física no pierda la característica de juego, al menos para los niños menores de 10 años.
  • Cuidado con intensidad
    Los niños están todavía en fase de desarrollo físico y de los huesos, un entrenamiento fuerte o más intenso puede dificultar la formación ósea y muscular.
    El acto de fuerza o sobrecarga en los músculos de los niño puede provocar dolores, que aparecen con mayor frecuencia durante la noche y terminan siendo considerado erróneamente como “dolores de crecimiento” o agujetas. Si el niño presenta síntomas o dolor, debemos hablar con nuestro hijo para explicarle que debe disminuir la intensidad de la actividad física. También, siempre evitaremos que los niños menores de 13 años hagan recorridos con más de 5 km .
  • Ejemplarizar
    Los niños – especialmente los menores de 5 años – utilizan el comportamiento de los padres como un parámetro y un espejo para interactuar con el mundo.
    Si ven que sus padres entrenan todos los días, esto se convertirá en un gran incentivo para sus hijos y les encantará el juego. Por otra parte, la presencia de pequeños puede ser un punto motivador para la mayoría de los adultos que aún se están iniciando su rutina de entrenamiento y así tienen el compromiso de acompañarlos durante la práctica de running. Este tipo de ratos en familia son los que se quedan en la memoria de su hijo para toda la vida.




X