Search for content, post, videos

¿Puede una dieta basada en vegetales ser benéfica para los runners?

Con tantas nuevas tendencias de dieta evolucionando, seleccionar la que sea adecuada para ustedes puede ser algo confuso. La dieta vegana ha crecido en popularidad en los últimos años, y por muy buenas razones. Basada únicamente en alimentos derivados de vegetales y excluyendo toda la carne y productos de origen animal, la dieta tiene una gran cantidad de beneficios para la salud, además de ser especialmente ecológica.

En 1990, la mayoría de los años de vida sana se perdió por la carga atribuida en parte al cambio casi universal hacia una dieta dominada por alimentos procesados ​​y alimentos de origen animal: más carne, aceites, lácteos, refrescos, huevos, azúcar, sal y granos refinados.

¿Pero qué beneficios me aporta cambiar mi alimentación por una dieta basada en vegetales?

Mejora la salud

Agregar una dieta vegana a su rutina de ejercicio puede ayudarlos a mejorar su salud. ¿Cómo? Para empezar, comerán muchas más frutas, verduras, granos integrales y legumbres. Estos alimentos son ricos en fibra, vitaminas y minerales, soportan todo, desde la digestión hasta el crecimiento y desarrollo de las células y las defensas de su cuerpo.

Como el ejercicio riguroso puede suprimir temporalmente el sistema inmunitario, una dieta que incluya alimentos que aumenten la función inmune es particularmente importante para los corredores.

Un estudio realizado por la Universidad de Stellenbosch reveló que la suplementación con antioxidantes, en forma de vitaminas C, E y beta caroteno, puede apoyar la función inmune después del ejercicio, sugiriendo que las frutas y verduras ricas en vitaminas son una necesidad dietética para los corredores.

También algo benéfico para los corredores es el alto contenido de fibra en la dieta, ya que ésta no solo les ayudará a mantenerse llenos por más tiempo, también es importante cuando hacen largos períodos de ejercicio, pues ayuda a reducir y controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Los estudios de intervención de dietas basadas en plantas han demostrado una mayor satisfacción con la dieta que los grupos control, así como una mejor digestión, aumento de energía y mejor sueño, y una mejora significativa en el funcionamiento físico, salud general, vitalidad y salud mental.

La alimentación basada en vegetales puede mejorar no solo el peso corporal, los niveles de azúcar en la sangre y la capacidad para controlar el colesterol, sino también la emoción, incluida la depresión, la ansiedad, la fatiga, la sensación de bienestar y el funcionamiento diario.

Reduce el riesgo de enfermedades

Al eliminar la carne roja o procesada, también reducirán el riesgo de desarrollar diversos tipos de enfermedades, ya que las dietas ricas en carne se han relacionado con niveles más altos de padecimientos cardíacos, diabetes tipo 2 y cáncer.

Más energía

Una cosa está clara: no van a correr lo mejor posible si no tienen la energía para hacerlo, y ciertamente no les faltará energía en esta dieta. Los carbohidratos son la principal fuente de combustible del cuerpo durante el ejercicio de alta intensidad, un macronutriente que se encuentra en grandes cantidades en ciertos alimentos a base de plantas, como la avena, la quinoa, las legumbres y el arroz silvestre.

Los carbohidratos complejos de los alimentos integrales no solo son más bajos en el índice glucémico que los carbohidratos refinados, sino que son una excelente fuente de energía de liberación lenta.

De acuerdo con el contenido mineral, algunas de las frutas y verduras que mejoran la energía que pueden comer incluyen espinacas, plátanos, naranjas y toronjas. Añádanlos a su dieta regularmente, especialmente antes de una carrera, y es probable que les resulte más fácil controlar su sesión de entrenamiento.

Mejor Recuperación

Si bien los alimentos de origen animal se consideran comúnmente como la principal fuente de proteínas en nuestras dietas, no tienen por qué serlo exactamente. Los alimentos a base de plantas como las nueces y los frijoles no solo contienen proteínas, sino que son bajos en grasas saturadas y libres de colesterol, lo que los convierte en una fuente de proteína mucho más saludable para el crecimiento y la reparación muscular.

Los alimentos a base de plantas también tienen un alto contenido de fitonutrientes antiinflamatorios, que también pueden ayudar a reducir la inflamación muscular después del ejercicio.

Las dietas enfocadas en la alimentación a base de las plantas, tienden a contribuir significativamente menos grasas, grasas saturadas, colesterol y elementos patógenos transmitidos por los alimentos, mientras que al mismo tiempo ofrecen más fibra, ácido fólico, vitamina C y fitoquímicos, los cuales representan todos factores esenciales para la prevención de enfermedades, otorgan una salud óptima y bienestar.

Y, cuantos más alimentos vegetales integrales, mejor. Si comparamos la calidad nutricional de las dietas vegetarianas, veganas, semi vegetarianas, pesco-vegetarianas y omnívoras, los sistemas tradicionales de indexación de la dieta saludable, como el cumplimiento de las pautas dietéticas, indican consistentemente que la dieta más basada en vegetales es por mucho la elección más saludable.

Ahora bien, si no están seguros de seguir una dieta basada en plantas por que es un cambio muy fuerte para ustedes, es importante que sepan que todos estos beneficios por sí solos deberían ser suficientes para que deseen comer más frutas, verduras, granos, nueces, y menos carne.

Pueden ir haciendo el cambio a una dieta vegana poco a poco, dejando paso a paso algunos alimentos para que la transferencia no sea abrupta.

 



X