Search for content, post, videos

Los beneficios emocionales de correr

los beneficios emocionales de correr tips

Correr puede tener beneficios maravillosos para tu salud, para tu condición física y tu vida en general. Pero, ¿conoces los beneficios emocionales de correr? La actividad física y el ejercicio son modos muy útiles de llevar tu vida hacia un mejor lugar, de sentirte mejor tanto física como emocionalmente y poder llevar a cabo más tranquilamente el resto de tus actividades. Aquí te contamos cómo puedes ver beneficiado tu estado emocional si corres frecuentemente. ¡Una razón más para ser un runner comprometido!

Beneficios para tu cerebro

Hacer ejercicio donde te muevas hace que tu sistema cardiovascular se active y funcione mejor, esto, además de tener beneficios increíbles para el metabolismo y el funcionamiento en general de tus órganos, lleva sangre rica en oxígeno a tu cerebro. Gracias a esto, las habilidades y procesos de tu cerebro se ven beneficiados gradualmente. Hacer ejercicio, y especialmente correr, puede beneficiar tu memoria, tus habilidades cognitivas y tus procesos cerebrales en general.

El ejercicio te ayuda a sentirte bien

El ejercicio, y especialmente correr, hace que tu humor sea mucho mejor porque aumenta la producción natural de endorfinas de tu organismo. Las endorfinas hacen que se reduzcan tanto el dolor como el estrés. Las endorfinas llegan al cerebro cuando llevas a cabo ejercicio intenso, por eso cuando concluimos un entrenamiento rudo o una carrera larga solemos sentirnos considerablemente más animados que en otros momentos.

El ejercicio ayuda a tu autoestima

El ejercicio es una de las maneras más efectivas de sentirte bien con tu propio cuerpo. Además de contribuir a que te veas mejor y a que tu condición física incremente considerablemente, correr o el ejercicio en general pueden hacer que te sientas mucho más cómodo con tu propio cuerpo. Esto se reflejará en tu confianza y en tu autoestima, lo que también hará que seas mucho más exitoso en tu vida diaria y en las cosas que te propongas normalmente.

Los beneficios en tu estado de ánimo

La serotonina y la dopamina son neurotransmisores, es decir, químicos que afectan a tu salud mental. Cuando alguien está deprimido puede deberse a una deficiencia en estos químicos. La buena noticia es que correr ayuda a que tu cuerpo produzca estas sustancias en mayor cantidad, ayudándote a que tu humor sea mucho mejor y que veas las cosas de mejor manera. Si has sufrido depresión, ansiedad o estrés, hacer ejercicio es una de las mejores decisiones que podrás tomar, (es por esto que muchos terapeutas recurren al ejercicio como una de las recomendaciones clave para luchar contra enfermedades tan terribles como la depresión).

Mejorar tu memoria

Por si todo lo anterior fuera poco, hacer ejercicio constantemente es una manera de fortalecer tu memoria. Los cambios en tu cerebro que son causados por el ejercicio permiten que puedas retener información de mejor manera y que además tus procesos de aprendizaje se lleven a cabo mucho más eficazmente. Esto es bueno también para las personas grandes que se ven afectadas por procesos neurodegenerativos, así que si quieres prevenir enfermedades de este tipo es buena idea que comiences a hacer ejercicio pronto.

La importancia de cuidar cuerpo y mente

Muchas veces pensamos que hacer ejercicio puede ser una manera de mantenernos en forma, de vernos mejor y de tener una mejor salud en general. Sin embargo, todos estos beneficios a la salud mental y a la salud emocional no deben ser despreciados. Hacer ejercicio, correr, jugar algún deporte, nadar, etc, son maneras de mantener saludable tu mente también. La salud mental suele ser menos atendida que la salud física, pero es igualmente importante prestarle los debidos cuidados. Cuando eres constante en tus actividades físicas, comes de manera saludable, duermes el tiempo suficiente y te hidratas, no sólo estás trabajando por aquello que se ve en el exterior, sino por lo que sucede en tu mente y que inevitablemente tendrá un impacto en tu vida diaria.

Trabajar por una cultura del ejercicio como parte de una vida saludable integral, como una manera de acercarnos al bienestar, es sumamente importante. Vale la pena comenzar a crear conciencia sobre las formas en que cuidar de nuestro cuerpo tiene resultados que se reflejan en todos los otros aspectos de nuestra vida: quien hace ejercicio duerme mejor, tiene mejor memoria, tiene más confianza en sí mismo y por consecuencia puede desenvolverse mejor en entornos con otras personas, y tiene mejor humor en general. La ciencia no miente, las sustancias que son generadas por tu organismo cuando te ejercitas hacen que el resto de tu vida fluya de mucha mejor manera. Por eso te invitamos a que, la próxima vez que vayas a hacer ejercicio te sientas incluso mejor al respecto porque además de trabajar por tu cuerpo también estás trabajando por tu mente. Y, por otro lado, si un día sientes que no puedes más y te sientes desmotivado, recuerda que aunque cueste más trabajo en ese instante salir a correr o entrenar, es muy probable que después de tu sesión te sientas mejor en general. Reconozcamos el ejercicio como un modo de vivir mejor y de querernos a nosotros mismos cada vez más.