Search for content, post, videos

La importancia del descanso para el corredor

Hasta los atletas más experimentados descansan

Ahora que te has decidido a correr (o si ya eres un corredor experimentado) debes saber que es necesario incluir en tu plan de entrenamiento días de descanso.

El reposo es también parte del entrenamiento porque tu cuerpo requiere asimilar el entrenamiento anterior y si hay alguna lesión leve se encargará de repararlo.

Si eres de los que corren por salud, sin intención de aumentar en tus tiempos o mejorar tu velocidad, el reposo no es tan necesario, aunque si eres de estos, es cierto que tampoco eres muy clavado como para correr los siete días de la semana los 365 del año, pero estamos seguros que algunos se obsesionan por alcanzar una marca, sobre todo si están cerca a alguna competencia importante.

El atleta amateur que sigue un plan para mejorar en el que se intercalan sesiones de alta exigencia si requiere reposar, para asimilar el entrenamiento anterior y afrontar el siguiente con el cuerpo en buenas condiciones.

Cada entrenamiento es diferente, según el atleta y sus objetivos, pero como medida general debe establecerse que tras un día exigente debe venir uno suave, este puede ser sin entrenamiento alguno, de trote ligero o algún otro deporte como ciclismo o natación.

Parte imprescindible de la preparación de una carrera para cualquier atleta, es el descanso. Tomar períodos de reposo programados convenientemente es esencial para alcanzar la estabilidad corporal que todo corredor necesita, en especial en vísperas de una gran carrera.

La recuperación de los procesos de entrenamiento en realidad es la etapa clave en la preparación de un corredor. El reposo es la manera de asimilar el entrenamiento anterior y obtener el tono y la elasticidad necesaria. Antes de buscar entrenar más y más, lo que debe hacerse es reponer fuerzas descansando inteligentemente.

También es fundamental dormir en abundancia. Independientemente de las obligaciones del trabajo, un deportista regular debe dormir por lo menos 7 horas al día. Por otro lado, de siete a diez días antes de una carrera hay que reducir el ritmo de los entrenamientos e incrementar el descanso.

El objetivo que se persigue es el de llegar lo más descansado posible a la competencia. Para ello, el masaje es muy recomendable.