Search for content, post, videos

La importancia de calentar antes de entrenar

El calentamiento o calentamiento deportivo es el conjunto de ejercicios y prácticas que desarrollamos en los minutos previos a practicar un deporte para preparar nuestros músculos y articulaciones, ayudan a que el cuerpo se vaya preparando adaptando a las distintas fases de dicha actividad.

Antes de iniciar cualquier actividad física, es necesario hacer unos ejercicios de calentamiento para evitar lesiones y mejorar el rendimiento de la actividad a realizar.

El fin principal de estos ejercicios es el de elevar la temperatura muscular y preparar así el organismo para el esfuerzo al que se le va a someter en los próximos minutos.

Gracias a que la temperatura corporal se eleva se mejora la transmisión de los impulsos nerviosos y se incrementan la capacidad de contracción y la potencia del músculo mejora gracias al calentamiento.

La intensidad con la que se realizan debe ser ascendente; es decir, empezar de modo suave e ir subiendo la intensidad poco a poco.

Por supuesto, cada deporte requiere un rendimiento específico pero, es necesario seguir un hábito de calentamiento deportivo en cualquiera de ellos, permitiendo que los músculos, tendones y ligamentos se acondicionen para un movimiento mayor.

Partes principales del calentamiento deportivo

Son muchas las fases en las que cada entrenador o deportista suele definir su calentamiento deportivo pero generalmente se clasifican en tres partes principales:

  1. Movilidad articular, pasando por todas las articulaciones del cuerpo humano, con el fin de preparar y acondicionar las articulaciones.
  2. Ejercicios de activación del pulso, cuyo objetivo es la estimulación del aparato cardiovascular.
  3. Estiramientos estáticos, activos y dinámicos de todos los músculos. 

Objetivos del calentamiento deportivo

  • Prevenir lesiones, ya que al incrementarse la temperatura corporal el músculo se adapta a un esfuerzo progresivo y de movimiento, por lo que se reduce el riesgo de sufrir cambios excesivamente bruscos que ocasionen lesiones.
  • Aumentar la resistencia, ya que el calentamiento deportivo permite la oxigenación del cuerpo. Los ejercicios y el movimiento corporal aumentan la descomposición del oxígeno e incrementa su nivel en sangre, mejorando así el rendimiento.
  • Reducir el dolor. En ciertos deportes más exigentes el desgaste muscular es habitual, por ello es necesario estirar, aumentando el flujo sanguíneo y aliviando el dolor.
  • Mejorar la flexibilidad. El aumento de oxigenación en sangre tras un calentamiento aumenta la elasticidad de los músculos, mejorando la flexibilidad y la optimización del entrenamiento.

Tips para un buen calentamiento haz click aquí.