Search for content, post, videos

¿Cómo combatir el sobreentrenamiento?

El sobreentrenamiento es uno de esos términos que los entrenadores y los atletas temen como la peste.

Después de todo, con corredores compulsivos altamente competitivos y un poco obsesivos, el problema no es presionarlos para que hagan más trabajo, sino retenerlos lo suficiente para evitar que lleguen a esta zona no deseada de sobreentrenamiento. Por lo general, pensamos en el sobreentrenamiento como un estado físico en el que nuestro cuerpo ha alcanzado sus límites para adaptarse y recuperarse del trabajo que le hemos prescrito.

Lo que estamos buscando no es solo eliminar el entrenamiento, sino restaurar este flujo y reflujo natural de estrés agudo y recuperación. Al hacerlo, podemos sacar a un atleta del estado sobreentrenado y volver a encaminarlo.

Las siguientes estrategias se pueden utilizar para combatir el síndrome de sobre entrenamiento y restablecer su cuerpo

Salir

En un estudio se descubrió que hacer ejercicio en espacios al aire libre tenían un gran impacto en una variedad de índices de ánimo relacionados con la restauración de la fuerza de voluntad.

Este impacto psicológico de afectar el estado de ánimo y lo que llamamos afecto crea un estado de recuperación positivo. En lugar de correr en la cinta cuando están en forma o hacer entrenamiento cruzado en la máquina elíptica cuando están lesionado, salgan a correr. El simple hecho de estar afuera ayudará desde el punto de vista psicobiológico a ubicarlos en un lugar mejor para recuperarse.

Entrenen de manera diferente

Una de las muchas variables relacionadas con el sobreentrenamiento es en realidad la monotonía. El simple acto de hacer el mismo tipo o patrón de entrenamiento conduce a una mayor probabilidad de sobre entrenamiento.

El razonamiento detrás de esto es simple, la monotonía crea una falta de estímulo mental y físico del cual adaptarse. En lugar de caer en su mismo patrón de entrenamiento, hagan algo nuevo. Hagan un tipo de entrenamiento diferente, vayan a un nuevo lugar de entrenamiento o incluso interrumpan el entrenamiento de intervalo restringido a un entrenamiento de fartlek que fluya más libremente.

Desháganse del hábito de tener un ciclo establecido y, en su lugar, instituyan lo que llamaríamos una gran modulación, donde hay grandes variaciones en la cantidad, intensidad y tipo de entrenamiento cada día de la semana en lugar de tu patrón normal.

Introducir mini entrenamientos

También puede estar relacionado con una carga de entrenamiento alta y baja, lo que significa que aquellos que entrenaron demasiado fácilmente en realidad mostraron signos de estrés. Para combatir esto, introduzcan entrenamientos “mini” donde, en lugar de hacer un entrenamiento de intervalo completo, hagan uno que incluya alrededor del 60-70% del volumen.

Por ejemplo, si normalmente haría 10 × 400 en 75 segundos, haría 6 × 400 al mismo ritmo. Al reducir el volumen del entrenamiento y mantener la intensidad, todavía obtenemos un pequeño estresante fisiológico sin presionarlo físicamente o mentalmente.