Search for content, post, videos

¿Estás utilizando el calzado correcto?

Ya eres un corredor, ahora tu responsabilidad es conocer tus necesidades y tu técnica para correr, de eso depende evitar lesiones y que continúes en el camino.

Frecuentemente pensamos que para correr solo se necesitas ganas -muy cierto-, ropa deportiva y por supuesto, un par de tenis.

Revisa tu calzado. Existen características que harán que la elección de tus tenis para correr sea la correcta, la adecuada y que gustosamente logres tus metas.  Olvídate de un tema de ahorro o tiempo porque puede traducirse en lesiones y que como resultado abandones el ejercicio.

Aquí te dejo algunas recomendaciones:

  • Amortiguadas. Recuerda que la fuerza de impacto del pie cuando tocamos el suelo es hasta tres veces superior a tu peso corporal. Es decir, que la amortiguación debe ser la correcta, esto, ¡ojo! dependerá de tu peso corporal. Incluso la vida útil de tus tenis, también dependerá de ello.
  • Ligeras. ¿Cuándo corres sientes que las raíces de la tierra te jalan? Eso es porque has elegido un par de tenis muy pesado. Hoy, afortunadamente las marcas deportivas diseñan de manera funcional, es decir, que fácilmente puedes encontrar zapatos ligeros. Cuanto más ligeros sean tus tenis, menos amortiguación tendrán. Lo que debes hacer es buscar un perfecto equilibrio para conseguir que el correr sea un verdadero placer.
  • Estables. Los tenis irán en función de tu tipo de pisada. Recuerda que el calzado se tiene que adaptar a tu pie y no al revés.
  • Drop. ¿Qué es el drop? Es la diferencia que existe entre el talón y la punta. La recomendación es evitar que el drop sea grande, afectará tu ritmo y carrera.  No superar los 7-8 milímetros.
  • Agarre. Esto tiene que ver en dónde corres. Compra algo que este diseñado especialmente para el tipo de suelo que recorres. Piensa en ello antes de llegar a la tienda y dejarte ir por vistosos diseños.
  • Flexibles. Elige una suela suave, esto es con la finalidad de darle continuidad al movimiento natural de nuestros pies, no hay porque hacer un esfuerzo extra para entrenar con una mala selección de zapatos.