Search for content, post, videos

El enjuague con carbohidratos ¿mejora su rendimiento?

Muchos estudios están descubriendo que el “enjuague con carbohidratos” puede ayudar a mejorar los logros de los atletas.

Si, así como lo leyeron.En los últimos años, los científicos del deporte han encontrado pruebas convincentes de que un enjuague bucal con carbohidratos, puede ayudar a los atletas a rendir mejor. Varios estudios han informado que, después del enjuague, los atletas levantan más peso, corren más rápido y más lejos, saltan más alto y están más concentrados.

La posible razón para esto: el cerebro se deja engañar y pensar que el cuerpo acaba de recibir más energía.

Un estudio publicado el año pasado en el European Journal of Sport Science encontró que el enjuague con carbohidratos impulsó una serie de medidas de rendimiento.

En diciembre, el investigador Trent Stellingwerff,  director de investigación en el Canadian Sport Institute publicó un estudio sobre el enjuague de carbohidratos entre un grupo de atletas y descubrió que aumentaba significativamente la potencia máxima en una serie de ejercicios de piernas.

La ingesta de carbohidratos también puede mejorar el rendimiento. Pero hacerlo durante el entrenamiento o la competencia puede causar problemas intestinales, lo que definitivamente no es propicio para un rendimiento máximo.

El mecanismo que subyace al enjuague con carbohidratos sigue sin estar claro: los nervios en la boca están estrechamente relacionados con muchas áreas cerebrales clave, y algunos científicos piensan que estos nervios envían mensajes poderosos a las áreas cerebrales que controlan la motivación, el control motor y la tolerancia al dolor.

Entonces, incluso si el cuerpo no recibe un impulso de energía real del agua de carbohidratos, simplemente una sensación transitoria, el enjuague puede activar el cerebro, aumentar la fuerza y ​​la resistencia. El enjuague persuade al cerebro para que acepte una ilusión, una ilusión en la que el cerebro actúa luego, lo que lleva a un aumento del rendimiento en el mundo real.

Cuando se enjuaga con carbohidratos, activa las áreas de recompensa y excitación del cerebro, y éste espera un impulso de carbohidratos, por lo que se excita. Prácticamente están engañando al cerebro. El cerebro dice: Ok, los carbohidratos están en camino, podemos empujar más duro ahora.

El proceso parece ser inconsciente. Esto puede no parecer mucho, pero a nivel de élite, los márgenes son increíblemente delgados, y un cambio aparentemente pequeño puede significar la diferencia entre una medalla de oro y el último lugar.

Para un corredor de maratón de élite, mejorar un tiempo en un 3% cortaría aproximadamente cuatro minutos de su tiempo. Para un velocista de clase mundial de 100 metros, esto reduciría un tercio de segundo, también una cantidad enorme.

Por ejemplo, en la final olímpica de 100 metros de 2016, Usain Bolt ganó con un tiempo de 9.81 segundos. Travon Mitchell llegó octavo con un tiempo de 10.06, una diferencia de un cuarto de segundo. Tal vez si Mitchell se enjuagaba con carbohidratos antes de la carrera, hubiera ganado oro.