Search for content, post, videos

¿Por qué son importantes los ejercicios de equilibrio en los runners?

Si eres un corredor, sin duda debes de haber escuchado de la importancia del trabajo de equilibrio y estabilidad.

Correr es, esencialmente, saltar de una pierna a la otra. Por lo tanto, si no cuentan con estabilidad y tienen problemas para mantener el equilibrio en una pierna, eso va a afectar tanto lo bien que corren como el riesgo de lastimarse cuando corren.

Pueden ayudar y mejorar muchísimo en cuestión de equilibrio al hacer mucho trabajo fortaleciendo dos áreas clave: sus glúteos y su núcleo.

Comienza probando cómo la fuerza de sus glúteos puede estar afectando su carrera: hagan un puente con una sola pierna, si presentan calambres en los isquiotibiales o las puntas de la pelvis, es una señal de que su glúteo no está haciendo lo que debería hacer. Sus ejercicios de inicio: movimientos de una pierna como peso muerto de una pierna, sentadillas y puentes, además de relojes de cadera (un ejercicio en el que se paran en una pierna y hacen un peso muerto de una pierna a las 12 en punto, luego giran ligeramente para a la derecha hacia la una en punto, las dos en punto, y así sucesivamente. Luego giren hacia el otro lado, como si golpeara las 11 en punto, las 10 en punto, etc.).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La fuerza del núcleo también es clave para mejorar el equilibrio y la estabilidad. Para verificar cómo podría estar afectando su estabilidad, comience evaluando la resistencia de su tabla lateral.  Si este movimiento se siente como un desafío, será mejor que tengan tablas, estadísticas.

Si bien estos movimientos pueden ayudar a prevenir una lesión en la carrera, si ya tienen dolor, vayan a ver a un profesional que se especialice en lesiones deportivas y puede concentrarse exactamente en dónde hay un pliegue en su cadena cinética que se la causante del dolor.

Para trabajar la estabilidad, comiencen parándose de lado con una cadera presionando contra una pared. Asegúrense de que la pierna exterior esté justo debajo de ustedes y luego levanten la pierna interior. Mientras están de pie sobre su pierna exterior, asegurándose de que sus caderas estén perpendiculares a la pared, hagan un movimiento lento con la pierna interior. Usen su cadera exterior y glúteos para seguir empujando su otra cadera contra la pared para que sienta una sensación de estabilidad similar a un pilar. Repita en ambos lados.