Search for content, post, videos

Esto es lo que el alcohol le hace a los cuerpos de los atletas

efectos del alcohol en los deportistas y corredores

Gran parte de la población mundial consume bastante alcohol, y hay muchos estudios que han demostrado que también hay muchos atletas que consumen esta sustancia. Ya sea como método de relajación o como parte de los rituales de celebración cuando hay victorias, las bebidas alcohólicas forman parte de la vida de muchos atletas. Hay muchos deportistas que incluso toman esta sustancia como una manera de recompensarse a sí mismos por el arduo trabajo realizado, por los esfuerzos invertidos en un entrenamiento o en una carrera, o por el simple hecho de comprometerse con la disciplina. Queda claro que el alcohol forma parte de rituales y costumbres, pero ¿cuáles son los efectos del alcohol en los deportistas? Si alguna vez te has preguntado al respecto de este tema aquí te contamos todo lo que hace falta saber.

El valor nutricional del alcohol

El alcohol no implica una parte indispensable de la dieta de las personas, pero es una buena fuente de energía. Es metabolizado por el organismo como si fuera grasa, así que mientras más alcohol bebas más altos serán los niveles de grasa de tu sangre, algo a lo que debes prestarle la atención necesaria ya que puede ser causa de problemas cardiacos. Esto es un asunto que debestomar en cuenta a la hora de contar tus calorías. Además, si sueles consumir alcohol con mezcladores dulces es muy probable que tus niveles calóricos se disparen al suelo, ten mucho cuidado.

Los efectos del alcohol en tu metabolismo

El alcohol es un inhibidor de la metabolización normal tanto de vitaminas como de minerales, las fuentes principales de energía que puedes tener. Esto significa que hace más lenta la conversión de vitaminas en enzimas que generan energía a partir de los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Es decir, beber alcohol en exceso puede hacer que tu metabolismo se vea mucho más lento y que tu organismo no asimile de la manera correcta los alimentos que consumes. Por otro lado, el alcohol puede ser irritante para el tracto gastrointestinal y así terminar influyendo de manera negativa en la absorción de los nutrientes, lo que puede hacer que tu organismo tenga serias deficiencias, haciendo que los requerimientos por ciertos nutrientes aumenten de manera considerable. Además, el consumo de alcohol puede afectar el funcionamiento de tu hígado y así interferir con el almacenamiento de nutrientes o todo tu metabolismo en general.

El factor diurético

El alcohol aumenta la producción de orina, lo que hace que el organismo pierda calcio y magnesio, causando una deficiencia considerable en la reserva e minerales. El calcio es sumamente importante para los corredores y los atletas en general, ya que permite que tus huesos soporten el impacto constante al que son sometidos durante los entrenamientos y carreras. Perder calcio siempre tendrá un efecto negativo en la salud de tus huesos, así como aumentará la posibilidad de sufrir lesiones y fracturas. Por otro lado, el magnesio que se pierde hace falta porque es un factor que ayuda a que las enzimas transporten el fosfato para producir energía. Deshacerte de más magnesio del debido puede causarte calambres, agotamiento y problemas cardiacos

La salud cardiovascular

Pero no todo es malo. El alcohol puede tener buenos efectos en las personas que lo consumen mientras lo hagan con moderación. Hay estudios que demuestran que quien consume vino tinto o cerveza tiene menos riesgo de muerte. Hay investigaciones que aseguran que el alcohol puede ser una buena forma de prevenir el cáncer, así como disminuir enfermedades cardiacas. Sin embargo, consumir demasiado alcohol regularmente aumenta el riesgo de tener enfermedades del corazón, así como la presión sanguínea y los niveles de grasa en la sangre. Puede también causar enfermedades de hígado y cáncer de esófago, estómago y colon.

¿Debo tomar alcohol después de una carrera?

Consumir alcohol inmediatamente después de una carrera o una sesión de entrenamiento muy ardua puede ayudar a que te deshidrates más o a que te recuperes más lentamente. Sus cualidades diuréticas hacen que tu cuerpo pierda más agua de la necesaria y pueden causarte náuseas o malestar. 

El alcohol y la recuperación de las lesiones

El alcohol puede ser dañino para la recuperación de los dolores musculares o de las lesiones. Como esta sustancia dilata los vasos sanguíneos es muy fácil que tus lesiones progresen de manera poco adecuada. Sin embargo, esto sucede de manera considerable cuando tus niveles de alcohol son altos, no sucede nada terrible si tomas uno o dos tragos de vez en cuando.

La moderación ante todo

Como en todos los casos, es bueno recordar que la moderación es la clave para el bienestar. Si tomas una o dos cervezas para celebrar con tus amigos, si de repente quieres brindar con un buen vino, no hay necesidad de sentirte culpable siempre y cuando estés completamente consciente de que los problemas llegan cuando uno se excede en sus cantidades. Investiga el contenido calórico de tus bebidas y analízalo para que puedas tomar la mejor decisión al respecto. Si tienes alguna duda sobre una bebida en específica, te recomendamos que te acerques a un médico o un nutriólogo del deporte, ellos sabrán cómo orientarte.