Search for content, post, videos

¿Puede este macronutriente hacerte correr más rápido?

Lo más probable es que hayan escuchado a alguien a su alrededor hablar sobre la dieta cetogénica.

Actualmente está siendo muy famosa gracias a las afirmaciones de que es una forma efectiva de perder peso. Sin embargo, todavía está en discusión el hecho de que los corredores deban llevarla acabo, pero antes de cualquier cosa, hay que saberqué es y cómo funciona.

A diferencia de las dietas bajas en carbohidratos y grasas, la dieta cetogénica establece pautas muy estrictas sobre cómo descomponer los macronutrientes: carbohidratos, proteínas y consumo de grasas.

Aquellos que siguen keto consumen el 80 por ciento de sus calorías de la grasa y casi cero de los carbohidratos, la fuente de combustible que su cuerpo y cerebro prefieren tocar primero.

Los alimentos básicos de esta dieta incluyen pescado, carne, huevos, lácteos, aceites y vegetales verdes. Incluso los carbohidratos saludables y complejos como la pasta integral, el arroz, las papas y las frutas están prohibidos.

Así es como funciona la dieta ceto: cuando su cuerpo ya no tiene acceso al combustible proveniente de los carbohidratos, ya sea porque han sido cortados de su dieta o no ha comido en un tiempo prolongado, entra en un estado llamado cetosis.

Eso significa que su cuerpo busca la siguiente mejor fuente de combustible: la grasa. Y usa los ácidos grasos disponibles para producir un compuesto llamado cetonas, por lo que las personas que están en cetosis y comen más grasa comenzarán a quemar más grasa.

Mientras que nuestros cuerpos prefieren alimentarse con carbohidratos, las cetonas en realidad pueden alimentar el cerebro y el cuerpo; entonces no es como si estuvieramos agotando al cuerpo de una manera peligrosa.

Estar en cetosis no implica niveles reducidos de glucógeno muscular. Con el tiempo, el atleta adaptado al ceto mejora su capacidad para quemar grasa como combustible y aún así tener glucógeno disponible.

La ciencia

Pero si los corredores, específicamente, deben poner sus cuerpos en un estado de cetosis depende de sus objetivos. Un estudio de cinco atletas de resistencia demostró que una dieta ceto de 10 semanas mejoró la composición corporal y el bienestar de los atletas, pero no su rendimiento.

De hecho, los atletas inicialmente experimentaron niveles de energía reducidos y una incapacidad para realizar series de ejercicios de alta intensidad. Pero este estudio fue pequeño, y los expertos reconocen que se necesita más investigación para estudiar los efectos completos de Keto.

Realmente no hay mucha investigación buena que demuestre que esas personas puedan rendir mejor, y eso es realmente lo que les importa a los corredores.

Una de las razones por las cuales el rendimiento no se verá afectado, sugiere, se debe a la medición de cetonas. Los diabéticos tienen que medir rutinariamente sus cetonas; si los niveles son demasiado altos, puede indicar una complicación importante de la diabetes. Pero muchas personas que casualmente prueban una dieta ceto no miden las cetonas, por lo que es posible que no estén realmente en cetosis.

Los estudios que analizan la cetosis y el rendimiento con resultados negativos, muestran que los atletas no suelen estar lo suficientemente adaptados a la grasa, cuando el cuerpo está entrenado para aprovechar las reservas de grasa para obtener energía, lo que puede llevar varios meses o incluso en cetosis, por lo que es difícil evaluar realmente si la dieta es efectiva cuando se trata de rendimiento.

Los corredores que pueden beneficiarse de la adaptación de la grasa son aquellos que corren distancias largas, como ultra runners. Una vez que llegue a esos kilómetros, su cuerpo necesita comenzar a aprovechar las reservas de grasa. Así que si han realizado algún tipo de entrenamiento adaptado a la grasa, no comer antes de correr por la mañana, no cargar combustible durante un recorrido de ciertos kilómetros, su cuerpo puede ajustarse mejor.

Para todos los demás, los carbohidratos siguen siendo probablemente la mejor opción, especialmente si están corriendo a intensidades más altas. Cuando están corriendo a una intensidad más baja, necesitan quemar más grasa como combustible.

Pero debido a que los carbohidratos son la principal fuente de combustible a intensidades más altas, pueden estar sacrificando los entrenamientos clave por seguir una dieta determinada.

La línea de fondo

Lo que nos lleva de vuelta a la pregunta principal: ¿Deberías probar la dieta ceto?

El resultado final es: Si se hace bien, los corredores que necesitan acceder a las reservas de grasa a largas distancias pueden beneficiarse. Pero eso no quiere decir que esos beneficios no se puedan cosechar siguiendo una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas que no coloque a su cuerpo en la cetosis.

Los corredores que disfrutan distancias más cortas a pasos más rápidos o que incorporan entrenamientos de alta intensidad en su entrenamiento, es mejor que sigan una dieta sana y equilibrada que incluya carbohidratos.

Para los objetivos de pérdida de peso, es posible ajustando una dieta regular, por ejemplo, agregando más grasas saludables o eliminando los alimentos procesados. Hay más de una forma de perder peso.