Search for content, post, videos

¿Por qué correr en la playa aumenta tu rendimiento?

Muchos estudios han demostrado que si corren en la playa, especialmente en arena suave y seca que normalmente se encuentra más lejos del borde del agua. probablemente disminuirán las probabilidades de lesiones por uso excesivo asociadas al impacto.

Con cada golpe de pie, hay casi cuatro veces menos fuerza de impacto sobre arena blanda que sobre suelo firme como el pasto. Esto es bueno para reducir la carga a través del cuerpo; entonces, cuando se necesita una sesión de menor impacto pero aún se desea realizar un entrenamiento duro, la arena es una excelente opción.

¿Qué hace que la arena sea tan especial?

Cuando se corre en terreno firme, la energía menos elástica, que se almacena en los tendones, se absorbe, por lo que no tienen que trabajar tan duro; la arena en cambio, absorbe esa energía, lo que significa que deben generar más fuerza con sus músculos. Correr sobre arena en realidad requiere 1,6 veces más gasto de energía que correr sobre una superficie más firme.

Combinen eso con el hecho de que sus músculos estabilizadores de la cadera y la rodilla trabajan casi el doble y tienen una receta para un mayor ritmo cardíaco y un umbral de lactato en sangre. Sus entrenamientos cardiovasculares reciben un impulso sin el estrés adicional de tener que correr más rápido o más lejos.

Esos no son los únicos beneficios que obtendrán, tampoco.

Correr, especialmente en la carretera o en una cinta de correr, es un ejercicio repetitivo, uni-planar, que puede conducir a desequilibrios musculares. A menudo los enlaces más débiles comunes para los corredores son los glúteos, isquiotibiales, caderas y tobillos.  Al correr sobre la arena y desafiar su estabilidad, comenzarán a desarrollar fuerza en estas áreas, lo que puede repercutir en los beneficios de rendimiento en la carrera.

Debido a la diferente técnica y rango de movimiento utilizado en la arena para combatir el elemento “deslizamiento”, los ángulos de la articulación alrededor de la cadera, la rodilla y el tobillo son similares a los que normalmente se observan en velocidades más rápidas en terrenos firmes.

Entonces, teóricamente, si quieren mejorar su tiempo de carrera , incorporar arena en su entrenamiento, específicamente al principio de la temporada, puede ayudar a aumentar las adaptaciones del entrenamiento. Es por eso que cada experto sugiere agregar regularmente una rutina a su rutina si tienen acceso.

Al comenzar

Recuerden siempre realizar un  precalentamiento y enfóquense en la cadena posterior (pantorrillas, hammies, glúteos), que se activa más en la arena y vallan más lento de lo que creen que deben. En la arena es más difícil de correr, por lo que darle a su cuerpo dos semanas para ajustarse antes de aumentar el tiempo y la intensidad es lo ideal.

Es importante tomar más en cuenta el tiempo y no a la distancia. De esta forma, obtendrán un entrenamiento más desafiante en la misma cantidad de minutos que lo harían en el pavimento; la inestabilidad de la arena los obligará a avanzar de forma natural.

Ir descalzo o no es una gran pregunta, y la respuesta a menudo se basa en las preferencias y en dónde estén entrenando. Al permanecer cerca del agua, la mayoría de los corredores usan zapatos para proteger sus pies de conchas marinas trituradas o rocas pequeñas, mientras que aquellos en áreas más blandas usualmente van descalzos para que la arena no llene sus zapatos.

Pero piensen dos veces antes de deshacerse de sus zapatos. Mantenerlos hace menos probable una lesión en el tobillo y el pie porque los zapatos actúan como un estabilizador de tobillo y proporcionan un soporte elevado para el talón y el arco al que están acostumbrados sus pies.



X