Search for content, post, videos

Consejos para la semana previa a un 10k

Las carreras de 10 k son una de las favoritas de los corredores; son rápidas, divertidas y no generan tanto desgaste físico como las distancias más largas.

A continuación, te damos algunos consejos que debes hacer la semana previa a un 10k.

Continuar entrenando: 

Uno de los típicos errores, suele ser descansar o entrenar demasiado. El objetivo debe ser encontrar el equilibrio necesario entre el descanso y los entrenamientos necesarios para que llegues al día de la carrera con tus piernas listas para rendir al máximo.

Recupera tus piernas: 

te recomendamos que la semana previa a los 10 k te concentres en recuperarlas al máximo. 

La realización de masajes en tus piernas, aplicación de hielo en las zonas resentidas de tus piernas, utilizar prendas de compresión, evitar pasar muchas horas sentado o parado, son algunas de las conductas que pueden ayudarte a mejorar tu forma física.

 Alimentarte correctamente
: 

Al igual que con la salud, es importante reforzar los cuidados. Alimentarse lo más sano posible, sin probar nada nuevo y evitando los excesos.

Duerme extra: 

Dormir es importante para la salud, y por ello la cantidad de horas que duermes o dejas de dormir, también afecta la forma física y el rendimiento de un corredor.

Mientras duermes se desarrollan una gran cantidad de procesos esenciales para la salud y el rendimiento de los corredores.

Por ello, dormir poco es uno de los hábitos que limitan y/o disminuyen el rendimiento de los runners.

De ser posible, acuéstate mas temprano por las noches y/o levántate mas tarde por las mañanas y/o incorpora la siesta dentro de tu agenda diaria.

Analiza el recorrido: 

detecta las cuestas y curvas; establece puntos claves e  identifica la línea de salida y llegada, de esta forma evitarás sorpresas que te hagan perder tiempo durante la carrera y te permitirá saber con qué te encontrarás en cada kilómetro.

Define tu estrategia de carrera: 

La semana previa a los 10k es un momento perfecto para evaluar como ha sido tu preparación, como llegarás al día de la carrera y qué es lo que saldrás a buscar.

A partir de esta información, podrás comenzar a planificar tu estrategia de carrera, que básicamente consiste en determinar cómo vas a correr la carrera.

Dentro de las estrategias para correr una carrera, hay tres que se destacan: 1) “carrera a tope”; 2) “intervalos negativos” y 3) “ritmo estable” . La mayor cantidad de récords mundiales recientes han sido establecidos, utilizando los intervalos negativos (carrera dividida en dos intervalos, donde el segundo se corre levemente mas rápido que el anterior).

Hidratate correctamente: 

en las carreras de 10k es importante la hidratación previa al evento, que la que puedas realizar mientras corres.

Si te aseguras de llevar una buena hidratación durante los días previos y el día del evento, podrás olvidarte por completo de la bebida durante la carrera.

Desayuna: 

Para que nuestro cuerpo tenga tiempo de digerir y asimilar los nutrientes de los alimentos que consumimos, es muy importante haber desayunado al menos 2 horas antes de la competición.

Aunque 2 horas es el tiempo mínimo que recomendamos, el ideal será de 3 horas.

Si desayunamos deprisa y 1 hora antes de correr (o menos), podemos tener una desagradable competición con aparición de molestias estomacales, flato o cualquier otro problema que nos impida rendir al 100%.

Controla tus zapatillas: 

Las zapatillas para correr son uno de los accesorios infaltables para un corredor y por ello es importante cuidarlos.

Para evitar sorpresas e inconvenientes, la semana previa a tus 10k, realiza un chequeo completo de tus zapatillas. 

Revisa la suela (parte externa e interna) y el estado general de la zapatilla. Asegúrate que no estén por romperse.



X