Search for content, post, videos

Claves para ser un mejor atleta

cómo ser un mejor atleta tips

Ser un atleta o un deportista implica muchas cosas. Desde tener la motivación y la fuerza de voluntad para entrenar de la manera correcta y constante, hasta encontrar la disciplina donde mejor te vaya. Ser un atleta es una decisión de vida y, como en todos los aspectos de la vida, siempre se puede ser un poco mejor. Siempre hay cosas que aprender y que perfeccionar. Aquí te contamos cómo ser un mejor atleta y las maneras en que puedes cada vez acercarte más a la versión más poderosa de ti mismo.

Ten metas claras

 

Piensa en todo lo que quieres lograr y el tiempo en que quieres lograrlo. Verás que si tienes muy claros tus objetivos podrás poco a poco encontrarte en un lugar mucho más firme como atleta. Piensa en las horas que dedicarás al entrenamiento, en distancias, en tiempos récord y en todas aquellas cosas que sueñas con alcanzar. Si es necesario, también vale la pena escribirlas para poder cada vez visualizar mejor la manera en que te acercas a tus metas. Esto, además de dejar las cosas mucho más claras, es una forma de recompensarte a ti mismo cada que lo logres.

Sé un buen ejemplo

Esto significa ser un buen ejemplo también para ti mismo, ser la mejor versión de ti que puedas ser. Cree en ti mismo y tómate en serio lo suficiente para que puedas cada vez hacer las cosas mejor. Comprométete con tus metas, fíjate en la manera en que haces las cosas y mantén los pies en la tierra. Si decides levantarte temprano a hacer ejercicio hazlo cada vez y no dejes que los obstáculos interfieran con tus objetivos. Si quieres entrenar todos los días de la semana lleva a cabo el compromiso contigo mismo como lo harías con otra persona. Vuelve el entrenamiento parte de tu rutina diaria y dale (y date a ti mismo) el lugar que se merece.

Sé consciente

Hacer ejercicio no es sólo funcionar de manera automática y hacer las cosas como deben de ser, sino que debe ser un proceso en el que estés consciente de lo que estás haciendo. Fíjate en tu propio entrenamiento y haz las cosas de la mejor manera posible. Vuélvete consciente de tus propios músculos, del funcionamiento de tu cuerpo y las reacciones que tiene, de las maneras en que puedes hacer las cosas mejor cada vez. Fíjate cómo te sientes con cada tipo de entrenamiento, con cada variación a tu rutina, con todo lo que haces día con día. Enfócate en el momento, en el aquí y el ahora, y verás que el ejercicio se vuelve una manera de conectarte contigo mismo en niveles que muy probablemente nunca habías conocido.

Sé constante

Una de las claves más importantes para tener éxito no sólo en el deporte sino en todo lo que hagas es, definitivamente, ser constante en tus esfuerzos. El primer paso para lograr esto es pensar en las cosas que vas a hacer, concentrarte en tus metas y visualizarlas. Piensa cuántas veces a la semana entrenarás, en cuántas carreras vas a participar y cuánto tiempo tienes destinado al entrenamiento. De esta manera, podrás tener más claro si estás cumpliendo con tus metas de la manera en que te gustaría y si puedes mejorar poco a poco. Toma tus entrenamientos como un compromiso muy serio contigo mismo y no te los saltes a la menor provocación. Verás que poco a poco se vuelve todo mucho más real dentro de tu cabeza y parecerá incluso inconcebible no salir a correr el día que te lo has propuesto. La constancia y la perseverancia son las mejores maneras de lograr tus objetivos.

Sé humilde

Ser humilde es importantísimo para ser un buen atleta. Es bueno que te exijas cosas y que quieras ser cada vez mejor, pero toma en cuenta que todo el progreso es constante y que las cosas buenas no aparecen del día a la mañana. Si estás consciente de lo difícil que es conseguir las cosas, también sabrás bien cuáles son las cosas que te faltan para acercarte a tus metas. La humildad es una de las pocas maneras en que uno puede estar realmente enterado de aquello que le falta y así trabajar por conseguirlo. Quien no sabe que le falta mucho camino por recorrer puede instalarse en una zona de confort: no hay nada más peligroso que la zona de confort.

Ten paciencia

La paciencia es indispensable para ser un buen atleta. Tener los pies en la tierra y saber que hay que trabajar por todos los éxitos es muy importante. Es bueno exigirte a ti mismo cada vez más, pero es más importante incluso saber hasta dónde presionarte a ti mismo y cómo hacer las cosas de una manera adecuada para que ni tu cuerpo ni tu motivación sufran cuando se trate de entrenar. Es importante también estar totalmente consciente de que el descanso es clave para tener un buen desarrollo, y que las cosas que uno hace siempre repercuten en tu cuerpo. Anímate a ser cada día una persona más saludable y date chance de ser la mejor versión de ti mismo.



X