Search for content, post, videos

Cómo pasar de caminar a comenzar a correr

Gateamos antes de aprender a caminar y después comenzamos a hacer wog antes de que aprendamos a correr.

¿Wog? Así es, W-O-G.

Wogging es una palabra utilizada en algunos círculos para describir una combinación de caminar y trotar, o caminar y correr. Es posible que no hayan escuchado el término antes, pero esta forma de ejercicio no es nada nuevo, entre los expertos en acondicionamiento físico.

Es una palabra clave para lo que todos hacemos, ya que nos gusta poner etiquetas a las cosas, pero si nos fijamos con detenimiento, verán que muchas personas correrán un rato y luego caminarán cuando se cansen, y luego correrán de nuevo. También lo hacen los adultos que están tratando de hacer una transición de caminar a correr.

Los woggers, son personas que quieren ser corredores, pero aún no tienen la resistencia muscular para correr.

Los entrenadores comienzan a trabajar con las personas  con este tipo de método para que se conviertan en corredoras al intercalar series cortas de correr en sus rutinas de caminar.

Cada vez que inician en un programa de acondicionamiento físico y si lo que desean es convertirse en corredores, deben comenzar caminando. Entonces podrán establecer un objetivo, como desde este signo de stop hasta la siguiente esquina,y después retomar y seguir corriendo.

Incluso algunas personas en la industria del fitness no han escuchado el término wogging,  pero todos están familiarizados con el entrenamiento que se intercala entre caminar y correr. Estas personas han ayudado a impulsar el tremendo crecimiento a la carrera para la aptitud física entre los usuarios recreativos.

Hay grandes beneficios de incluir un poco de correr en su rutina de caminar, incluso agregar unos minutos de carrera puede ayudarlos a quemar más calorías, desarrollar huesos más fuertes y aumentar su nivel de condición física.

También es una muy buena alternativa que ofrece a un deportista una forma de aumentar la intensidad, reducir el estrés articular musculoesquelético asociado con hacer demasiado de un movimiento repetitivo y crear más desafío y variedad en su entrenamiento.

Como consecuencia de esto,  puede mejorar su capacidad cardiovascular, al aumentar su resistencia, ya que es similar al entrenamiento por intervalos, pues al tomar breves caídas en esa zona anaeróbica de alta intensidad, entrenarán al cuerpo para tolerar un mayor nivel de desafío respiratorio.

Cómo saber si es la mejor forma de entrenamiento para nosotros?

Muchas personas son candidatas para un programa de caminata / trote. Sin embargo, antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios, los expertos recomiendan consultar con su médico para asegurarse de que no tienen ningún tipo de limitaciones y tampoco de lesiones.

Muchos de los estudios revelan que un programa de caminar funciona mejor para alguien que ya ha caminado al menos 30 minutos varias veces por semana y que quiere comenzar a correr. La idea con este tipo de entrenamiento es que, con el tiempo, aumenten su tiempo de trote y disminuya su tiempo de caminata de manera paulatina.

Para lograr eta transición deben comenzar con establecer intervalos, partiendo de caminar 30 minutos. Un día, pueden caminar cinco minutos y luego trotar por uno o dos. Repitan ese patrón hasta que haya terminado el entrenamiento y, con el tiempo, continúen alargando el tiempo de trote y acorten el tiempo que caminan.

Poco a poco verán que aumenta el tiempo en el que se mantienen corriendo y como bajan los minutos en los que solo caminan.

Muchos entrenadores tienen un plan generalmente de 8 a 10 semanas los cuales ayudan a  llevar a los  aspirantes a corredores de tener intervalos de dos minutos en la semana (correr y caminar)  a una ejecución del entrenamiento completo de 30 minutos en la semana número 8 o 10, simplemente agregando uno o dos minutos a cada intervalo de carrera cada semana, mientras reducen la misma cantidad de minutos de caminata.

La realidad es que pueden mejorar su forma física para caminar o correr o una combinación de ambos, de una manera muy sencilla y es pidiéndole a su cuerpo que haga solo un poco más de lo que permite el nivel de comodidad, de esa manera podrán avanzar a pasos pequeños, pero al mismo tiempo conseguir un gran paso al conseguir correr y no solamente trotar.

Por supuesto, como con cualquier programa nuevo, la parte más difícil del wogging es quedarse con él. El primer paso es el más difícil en todo lo que hacen; siempre las dos primeras semanas son el infierno cuando comienzas por primera vez.

Su cuerpo se está adaptando a algo nuevo y también lo hace su mente, por lo que deben tener calma y tomar ciertos consejos que les van a ayudar bastante.

Compren un par de zapatos para correr antes de comenzar. Son más ligeros y absorben más golpes que los zapatos hechos para caminar.

Busquen un compañero de entrenamiento, ya que tener a alguien más quien nos acompañe en el camino los mantendrá más honestos y mucho más comprometidos con la rutina.

Es importante tener un plan, así que todos los días olvídense de sentirse mal si no alcanzaron tal cosa o si no mejoraron el tiempo, la cosa es pausada y poco a poco irán consiguiendo lo que se proponen.

 



X