Search for content, post, videos

Alimentos no tan sanos que podrían ser perfectos para los corredores

Dicen que cualquier publicidad es buena publicidad, pero ese no es siempre el caso con la comida. Una vez que una porción de alimentos obtiene una mala reputación, es difícil olvidarse de ello. El queso te hace engordar, los huevos son malos para tu corazón y el jugo siempre está lleno de azúcar,

Pero esto no necesariamente es verdad. A veces, la negatividad que rodea a las comidas y bebidas es totalmente injustificada.

Hoy les mostramos opciones de alimentos que a menudo se descartan en las dietas por ser poco saludables, pero que tienen beneficios de salud sorprendentes para los corredores

Queso

Este sabroso y salado clásico de la comida se asocia típicamente con platos poco saludables como la pizza. Con aproximadamente 100 calorías por 20 gramos, el queso definitivamente les hará aumentar si continuamente comienzan a comer porciones múltiples, pero no todo es malo.

El queso es una rica fuente de proteínas, y es especialmente rico en calcio y fósforo estimuladores de los huesos. 20 gramos de queso contiene 7 gramos de proteína, y debido a que la proteína es conocida por su capacidad para mantenernos llenos durante un largo período de tiempo, comer un poco de queso es muy útil.

Papas

Alrededor de la época en que todos los alimentos blancos se convirtieron en enemigos, las papas fueron incluidas en la lista de “no comer”. Tienen almidón y tienen un índice glucémico alto, lo que significa que se digieren rápidamente y pueden causar un aumento en el nivel de azúcar en la sangre. Pero definitivamente tienen algunas cualidades redentoras.

Las papas, proporcionan hasta 421 miligramos de potasio, un electrolito necesario para la hidratación y contracción muscular. Además, son un almidón resistente, lo que significa que realmente ayudan a la digestión y reducen el apetito. Solo recuerden que estamos hablando de horneados y asados, no fritos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cerveza

Además de inducir a la resaca, la cerveza es ciertamente rica en el departamento de calorías y obviamente puede perjudicar su juicio. Pero las Pautas dietéticas de varios estudios en E.U dicen que está perfectamente bien tomar una cerveza cada dos días aproximadamente. Más allá de esas cantidades, podrían aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, cáncer, problemas de salud mental y, por supuesto, adicción.

Sin embargo, la investigación sugiere que cantidades moderadas de cerveza pueden contribuir a la salud de los huesos, posiblemente debido al silicio mineral, que se encuentra en muchas cervezas. Cuando se consume con moderación, el silicio mantiene los huesos fuertes, ya que contiene antioxidantes y también es una buena fuente de vitaminas B y minerales, como magnesio, selenio, potasio y fósforo.

Pan de molde

La tendencia de la dieta baja en carbohidratos comenzó en los años 90 y ha estado en la vanguardia de las dietas desde entonces, pero el pan no es tan malo para ustedes como podrían pensar.

Los carbohidratos complejos, como los que se encuentran en los panes integrales al 100 por ciento, no solo proporcionan proteína y fibra saciantes, sino también vitaminas B importantes que ayudan a alimentar sus entrenamientos.

Además, si creen que el pan los está engordando, un nuevo estudio sugiere que comer granos enteros en lugar de granos refinados, puede en realidad beneficiar su metabolismo. Solo asegúrense de que el primer ingrediente incluya la palabra “entero” en la etiqueta.

Jugo

Lo difícil del jugo es que algunas variedades están cargadas con azúcar agregado, mientras que otras son jugo de fruta al 100 por ciento. Este último está hecho de fruta prensada, no contiene ningún azúcar añadido, y puede ser tan beneficioso para su salud como comer fruta.

Por ejemplo, el jugo 100% de uva natural, produce más de 250 mg de polifenoles saludables para el corazón, que son nutrientes vegetales y es una excelente fuente de vitamina C. Las primeras investigaciones incluso sugieren que beber jugo de uva pura les puede ayudar a mejorar el rendimiento.

Además, el jugo de betabel puede aumentar la fuerza muscular en los atletas y el jugo de cereza agrio puede reducir el dolor muscular después de un entrenamiento intenso. Cuando elijan un jugo, asegúrense de que diga “jugo 100%” en la etiqueta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yemas de huevo

No solo son buenas las claras de huevo, sino que realmente no hay necesidad de evitar la codiciada yema. Durante años, las personas han temido a los huevos debido a su alto contenido de colesterol, pero las pautas dietéticas más recientes, han aclarado esta idea errónea cuando eliminaron las pautas de colesterol.

Además, las investigaciones han demostrado que el colesterol en la dieta no afecta tanto en la sangre como las grasas trans. Las yemas de huevo contienen vitaminas B, vitaminas A y E,  minerales, como hierro y zinc.

Es una manera bastante rápida y fácil de obtener 6 g de proteína. Solo asegurense de prepararlos de una manera saludable, como revolverlos en una tortilla de verduras o hervirlos y servirlos sobre una tostada de aguacate.

Café

Consumir demasiada cafeína puede causarles nervios y causar también palpitaciones, y no olvidemos que la cafeína en realidad es adictiva.

Dicho eso, no todo es malo, pueden tener 400 mg por día, o lo que normalmente encontrarías en cuatro tazas estándar de café, sin experimentar efectos secundarios graves, como las palpitaciones mencionadas anteriormente.

Además, la ciencia respalda los beneficios de salud del café. Está hecho con agua, es bajo en calorías, contiene vitaminas B y es una fuente rica en antioxidantes polifenólicos, que se han relacionado con un riesgo reducido de desarrollar cáncer y la enfermedad de Alzheimer.

La cafeína también puede aumentar el rendimiento deportivo. Un estudio descubrió que tomar cafeína antes de una carrera de 5k resultó en tiempos más rápidos para corredores bien entrenados y recreativos.