Search for content, post, videos

Alimentos salados y benéficos para la salud

Los alientos salados tienen una mala reputación, principalmente porque la sal en dosis altas, está relacionada con problemas de salud, como presión arterial alta y colesterol; se estima que una persona promedio ingiere alrededor de 3,400 miligramos de sodio por día.

Sin embargo, la recomendación es no más de 2.300 miligramos por día, con un límite ideal de menos de 1.500 miligramos por día para la mayoría de los adultos, especialmente para aquellos con presión arterial alta.

Aún así, no todos los alimentos con alto contenido de sodio son excesivamente procesados ​​o no saludables, y para alguien que es un corredor activo, esa cantidad de sal es realmente necesaria para mantener y reponer los electrolitos que se pierden a través del sudor.

Existen varios alimentos saludables y salados que en realidad son adiciones beneficiosas para la dieta de un atleta.

Queso cottage

El queso cottage no solo es una fuente de nutrientes, como la vitamina D y el calcio, sino que también tiene una cantidad sustancial de proteínas para ayudar a reparar los músculos después de un entrenamiento duro.

Intenten agregar una porción a sus comidas post-entrenamiento para reponer sus electrolitos y preparar su cuerpo para una recuperación exitosa.

Carnes Frías

Cuando pensamos en “pechuga de pavo”, pensamos en una fuente de proteína conveniente para agregar a nuestros sándwiches; la mayoría de las marcas tienen una versión baja en sodio de sus productos.

Estas opciones son todavía saladas y proporcionan proteína y hierro para alimentar el cuerpo y ayudar a reparar el daño muscular post-entrenamiento.

Sopa

Repleta de hierbas, especias e ingredientes saludables como vegetales, frijoles y granos integrales, la sopa es una gran adición a una dieta saludable.

Si compran la sopa empaquetada, será tradicionalmente salada, sólo asegúrense de leer las etiquetas de la lata antes de servir la en un tazón. Los corredores deben buscar sopas con 400 a 500 miligramos de sodio.

Salsa de jitomate

Es posible que hayan oído hablar de la palabra “licopeno”, pero es simplemente un poderoso antioxidante que se encuentra en la cocina de jitomates, como la salsa de jitomate.

Úsenla para platos de pasta, como dip de pan, en albóndigas o para una pizza recién hecha; y si van a comprarla ya hecha, busquen salsas que tengan menos de 400 miligramos de sodio por porción.

Ahora bien, si pueden hacerla en casa es mil veces más rica y mil veces más saludable.

Hamburguesas vegetarianas

En una dieta básica para muchos veganos y vegetarianos, las hamburguesas vegetarianas pueden ser altas en sodio, y es un tanto cierto, algunas hamburguesas vegetarianas pueden contener más de 800 a 900 miligramos de sodio por porción.

Pero esto no quiere decir que no puedan comer ningún tipo e hamburguesas; lo que tendrán que hacer es leer la etiqueta y elegir hamburguesas con 400 miligramos de sodio o menos, que proporcionan una cantidad saludable para equilibrar electrolitos y además, las hamburguesas vegetarianas también son una gran fuente de verduras, antioxidantes, fibra y proteínas.

Frijoles enlatados

Los frijoles son increíblemente saludables: tienen una gran cantidad de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de proteínas. Una taza de frijoles enjuagados y drenados solo contiene 201 miligramos, aunque la variedad no enjuagada contiene 501 miligramos.

El secreto está en , una vez sacados de la lata, deben de ser lavados para quitar el exceso de sal.