Search for content, post, videos

El beneficio de la chía para corredores

Hay una lista de maneras que las semillas de chía pueden mejorar tu entrenamiento y mejorar tu salud en general. Incluso he incluido algunas maneras fáciles de incorporar las semillas de chía en tu dieta. Porque, seamos sinceros, cualquier alimento que le puede dar un impulso adicional en los kilómetros finales de un maratón es esencial y se convierte en un súper alimento.

  1. Proporciona energía sostenida:

Las semillas de chía son extremadamente absorbentes, ampliando hasta diez veces su tamaño original cuando se sumergen en agua y forman una sustancia gelatinosa. Debido a esta acción gelificante, las semillas de chía hacen la conversión de carbohidratos en azúcar mucho más lenta, lo que significa que los carbohidratos que comes serán capaces de alimentar tu cuerpo por largos períodos de tiempo. La regulación de la liberación de carbohidratos también estabiliza los niveles de azúcar en la sangre. (Ten en cuenta que debido a que las semillas de chía tienen casi cero carbohidratos, todavía necesitarás tomar geles de energía antes y durante tus entrenamientos).

  1. Combate la deshidratación:

Debido a que las semillas de chía absorben 30 veces su peso en agua, ayudan a regular los niveles de líquidos corporales y conservan los electrolitos, ambos clave en la batalla contra la deshidratación. Para los largos entrenamientos en alta temperatura y humedad, las semillas de chía son una forma útil para prolongar la hidratación.

  1. Reduce inflamación y dolor en las articulaciones:

Ácidos grasos esenciales como el Omega-3 (aceite de pescado) son antiinflamatorios, y las semillas de chía están llenas de ellos. De hecho, los aztecas comían semillas de chía para aliviar el dolor de las rodillas. Además de luchar contra dolores articulares y dolores en general, los ácidos grasos esenciales que se encuentran en las semillas de chía alivian problemas de la piel, promueven la salud cerebral é incluso ayudan a disminuir los síntomas del trastorno de hiperactividad y la hipertensión.

  1. Promueve la pérdida de peso:

Debido a que las semillas de chía son tan altas en fibra y nutricionalmente densas, te ayudan a sentirse lleno más rápido. Las cualidades absorbentes regulan la conversión de carbohidratos, evitando altos niveles de azúcar en la sangre y proporcionando energía. Estudios recientes han demostrado que, además de reducir la grasa corporal, las semillas de chía también ayudan a prevenir el colesterol alto.

  1. Acelera la recuperación “post-run”:

Los aminoácidos son los bloques  edificantes de la proteína mientras que los antioxidantes son la mejor defensa contra los radicales libres. Las semillas de Chía están llenas de los dos. Es recomendable comerlos poco después del entrenamiento para acelerar la recuperación

¿Y cómo se comen las semillas de chía? Como quieres. Las semillas de chía están listas para comer directamente de la bolsa, a diferencia de las semillas de lino, que debe ser molido con el fin de ser digerible. Puedes agregar una cucharada o dos a tu cereal, avena, licuado o jugo. También espolvorear algunas sobre tu ensalada, pasta, cuscús o arroz o bien mezclarlas en con queso cottage o yogurt